ZUMO O BATIDO? Tú eliges

 

La primavera es una de las mejores épocas para consumir hojas y vegetales verdes y una forma muy sencilla de incorporarlas a nuestra alimentación es a través de los batidos y zumos verdes. Dado que como prepáralos y las diferencia entre ambos son unas de las preguntas que habitualmente más me suelen hacer hoy os traigo este post en el que espero poder aclarar cualquier duda y que os conviertais en asiduos consumidores de los mismos.😉

1-Lo primero que debeis saber es que los dos incorporan fruta y verduras frescas como ingrediente principal en su elaboración y especialmente de color verde como su nombre indica tales como apio, pepino, espinacas, berros, lechuga, rucula, kale, col, acelgas o perejil entre otras, y es ahí donde reside la importancia de su consumo ya que estas son muy ricas en clorofila, un pigmento con una estructura molecular de composición muy similar a la hemoglobina de la sangre con lo que su consumo nos permite oxigenar nuestra sangre además de hidratarnos y ayudar en el proceso de depuración natural de nuestro organismo. Ambos son un cóctel de micronutrientes y vitaminas.

2-La principal diferencia entre ambos está en su contenido en fibra y en su textura. Los zumos se elaboran con un extractor de zumos (cold press) o una licuadora que separa la fibra de las verduras y frutas obteniendo solo el jugo por lo que son muy líquidos y ligeros y de absorción prácticamente inmediata ya que al no contener fibra no requieren digestión y pasan al torrente sanguíneo en tan solo 10 m! Nos aportan una energía directa e inmediata.

Por el contrario los batidos (también llamados smoothies) son bastante más densos y sacian más. Se elaboran con una batidora potente de vaso donde se trituran los ingredientes con agua o leche vegetal . Requieren digestión ya que mantienen todo el contenido en fibra de las verduras sin embargo al estar triturada es mucho más fácil de procesar por el sistema digestivo. Permiten incorporar frutas y verduras más densas que los zumos como mangos, piña, platano o aguacate.

3-Entonces cuál es mejor?

Básicamente no se puede decir que uno sea mejor que otro, simplemente son diferentes y en mi opinión complementarios, así que salvo casos o patologías concretas, es cuestión de gustos. Los batidos al contener toda la fibra favorecen la flora intestinal a la vez que ayudan a limpiar el tubo digestivo y son más eficaces en casos de estreñimiento mientras que precisamente por ese mismo motivo para personas con un débil sistema digestivo o con digestiones pesadas pueden resultar más interesantes los zumos. Mi consejo es que probéis ambos y los vayáis adaptando a vuestros gustos y necesidades.

Lo que debeis tener en cuenta es que los zumos al estar desprovistos de fibra pueden provocar picos de glucemia en sangre si se elaboran con un exceso de frutas o con frutas demasiado dulces, por ello lo aconsejable es integrar una buena cantidad de verduras y añadir solo un poco de fruta neutra o ácida que son las que contienen menos azúcar como manzanas, peras pomelo, limón., granada o frutos rojos.

Sea cual sea la opción que elijas recuerda que SIEMPRE deben gustaros, su sabor tiene que ser agradable. Puede que sean sabores a los que no esteis acostumbrados pero es solo cuestión de tiempo. Si no conseguis un sabor agradable solo caben dos opciones, o abandonar este hábito, o ingerirlo sea como sea porque es saludable lo cual tampoco tiene mucho sentido pues “no sólo somos lo que comemos sino también lo que asimilamos” y cuando tomamos algo de manera forzada nuestro organismo no lo va a asimilar de la manera más adecuada.

A continuación os dejo dos recetas muy sencillas y con un sabor muy agradable sobre todo para los que estáis empezando.

Zumo

-1 manzana, preferiblemente granny smith.

-Medio pepino.

-1 o 2 ramitas de apio, intenta incorporar el tronco principalmente y solo dos o tres de sus hojas que son más amargas sobre todo sino estáis acostumbrados a tomarlos pues su sabor podría resultar bastante potente, ya ireis aumentando conforme os vayáis acostumbrando.

-Media taza de hojas de espinacas

-Opcional 1 trocito de jengibre, a mí me encanta el toque picante que le aporta además de que es un poderoso antiinflamatorio, especialmente indicado en los meses de invierno ya que nos aporta calor al tener una naturaleza caliente.

Lavar bien las verduras, trocear medianamente y meter en el extractor o licuadora.

Lo ideal es consumirlo en el momento si de lo contrario vamos a tardar algunas horas es conveniente añadirle un chorrito de limón que actuará de antioxidante.

Batido

-1 rodaja de piña

-1 chorrito de limón

-1 puñado de espinacas

-1 vaso de agua de coco

Lavar bien las verduras, poner la piña, las espinacas y el limón en la batidora, triturar durante dos o tres minutos, todo dependerá de vuestra batidora, a velocidad máxima. Incorporar el agua de coco y volver a triturar un minuto

Ya solo queda disfrutar .

Espero que os gusten 👍😍

by MJ

“Come bién, respira profundo y quiérete mucho”

Es hora de renovarse: llega la primavera

Poco a poco, y  aunque haciéndose esperar más de lo deseado, la primavera comienza a abrirse paso en nuestro quehacer cotidiano. Los días se hacen más largos y las temperaturas  se tornan más agradables. Es el comienzo, el renacer en todos los sentidos; las flores empiezan a brotar  proporcionándonos multitud de coloridos y las frutas  nos ofrecen sabores cada vez más frescos brindándonos una nueva oportunidad para  recuperar nuestra belleza y  enamorarnos de la vida.

De la misma manera que lo hace la naturaleza, nosotros tambien podemos resurgir en multiples facetas. Ahora que empezamos a dejar atrás las bajas temperaturas y el frío del invierno, es el momento de resetearnos para llenarnos de nueva energía.

Es tiempo para limpiar y desintoxicar múltiples aspectos de nuestra vida, incluidos pensamientos no positivos, emociones y  sentimientos reprimidos. Sacarlos fuera y sustituirlos por pensamientos positivos es el comienzo para sentirnos más libres, y mejorar nuestra relación con nosotros mismos y por consiguiente con los demás.

Desde el punto de la dietética energética, es la época ideal para eliminar toxinas, no en vano la medicina tradicional china relaciona está estación con el hígado y la vesícula biliar órganos encargados de la depuración del organismo. Así dado que las temperaturas se vuelven mas calidas y no necesitamos un aporte calórico tan fuerte como en épocas más frías, lo aconsejable es comer menos y de manera mas ligera para limpiar el cuerpo de las grasas y los alimentos pesados del invierno.

Se debe es incrementar el consumo de frutas y verduras crudas especialmente de hoja verde por su gran aporte en clorofila y la gran función que ejercen como depuradoras de la sangre: rúcula, espinacas, canónigos, borraja, lechugas y hojas verdes en general. Tambien los germinados y los fermentados por su gran aporte de vitaminas y minerales, como el chucrut, limón y el  vinagre de umeboshi, son altamente recomendables.

Las cocciones serán más cortas y ligeras, y las verduras se consumiran especialmente en salteados y al vapor. Reduce la proteína animal , aumenta el consumo de legumbres especialmente frescas como las habas y los guisantes  propios de la temporada e introduce más hierbas aromáticas (orégano, estragón, tomillo, romero, albahaca,etc.). Tambien puedes aprovechar las alcachofas que están a final de temporada por su capacidad para depurar.

En frutas es época de fresas, ciruelas, nísperos, albaricoques, cerezas, y arándanos todas ellas fuentes importante de vitaminas y minerales que debes aprovechar al máximo antes de que se termine su corta temporada.

Al igual que en otoño en épocas de cambio es aconsejable incluir suplementos como la jalea, el polen y el propóleo puede ayudar a evitar los resfriados y alergias tan típicos en esta época.

“Come bién, respira profundo y quiérete mucho”

By MJ

Sabías qué?…… Legumbres

Las legumbres son una de las mejores fuentes de proteína , y como tal no pueden faltar dentro de una dieta variada y equilibrada, sin embargo pueden resultar difíciles de digerir sobre todo en personas con un débil sistema digestivo. Ello es debido  a que en su composición están presentes unos azúcares llamados oligosacáridos que son difíciles de absorber por nuestro intestino delgado donde fermentan produciendo las incomodos gases y flatulencias.

Para evitar este pequeño inconveniente lo mejor es consumirlas “germinadas” con lo que conseguimos eliminar este compuesto a la vez que las hacemos más ricas en nutrientes.

Otras maneras de digerirlas mejor son añadir al agua de cocción especias como el hinojo, el anis o el comino así como un pequeño trozo de alga kombu que además ayudara a que se ablanden antes. Incorporar la sal al final de la cocción y no cocinarlas con grasas y proteínas animales también permiten una mayor digestibilidad de las mismas y por ultimo siempre puedes recurrir a otros trucos como triturarlas para hacerlas puré o tomarlas sin piel, bién eliminándola tras su cocción bien eligiendo variedades peladas como las lentejas rojas .

Ya no hay excusas para no comerlas! Y recuerda que existen multitud de ellas desde las muy conocidas como  los garbanzos, las lentejas o las alubias a otras menos habituales como la soja, la judía mungo o los azukis y por cierto no olvidéis que las habas y los guisantes tambien pertenecen a esta familia de las leguminosas.

by MJ

“Come bién, respira profundo y quiérete mucho”

Biocultura, la gran cita con el mundo “bio”

bio-cultura

Como todos los años en esta época se celebra en Madrid lo que es desde hace más de tres décadas una de las grandes citas con el desarrollo sostenible y ecológico, la feria de Biocultura. Es un encuentro único  en su sector que tendrá lugar en Ifema durante los días 9, 10, 11 y 12 de Noviembre. Referente sin lugar a dudas, serán cuatro intensos días donde más de 100 empresas del sector presentan sus últimas novedades y tendencias, con una programación que abarca distintas tendencias culinarias, como probióticos, macrobiótica, Rawfood, Veganfood, fermentados con agua de mar o cocina asiática e hindú, y diversidad de sectores como cosmética eco, moda ecológica, peluquería en directo, e incluso como crear un negocio bio.

Dentro de las más de 400 actividades programadas, la alimentación sana es sin duda uno de los ejes y una de las preferidas son los Showcookings eco-gastronómicos, donde más 50 chefs diferentes nos deleitaran con sus creaciones, algunos de ellos con Estrella Michelín como Jesús Almagro, María José San Román, Pedro Larumbe o Samuel Pascual.

Además, este año esta nueva edición de BioCultura, contará con un escenario en el que se alternarán espectáculos y la música en directo a cargo del DJ Rubén Caravaca.

Así que si estás por Madrid no pierdas la oportunidad de visitarla y sino estás no te preocupes, esta atent@ a las redes sociales donde te iré contando con más detalle.

                                         By MJ

Crema de brócoli

Esta receta de crema de brócoli, es muy sencilla y rápida de hacer, en solo 20 minutos la tienes lista. Aparte de fácil, tiene un color precioso poque como sabes también se come con la vista ☺️

Ingredientes

(Para dos personas)

  • 1 Puerro mediano
  • Medio brócoli tamaño medio
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Agua o caldo vegetal
  • Opcional (2 cucharaditas de levadura nutricional). La levadura nutricional es un suplemento alimenticio que se puede comprar en tiendas de dietética y herbolarios (y no en todos).Aporta muchos nutrientes como proteínas, vitaminas y minerales y tiene un ligero sabor que recuerda al queso . Si no sois veganos y no la teneis podeis sustituirla por queso parmesano e incluso algún fruto seco rallado como las nueces)
Preparación:

Trituramos el brócoli en una termomix o una batidora potente y reservamos.

En una cacerola ponemos un chorrito de aceite de oliva y añadimos el puerro finamente cortado. Lo doramos un poco a temperatura media hasta que coja un poco de color, y añadimos de dos a tres partes del brócoli triturado reservando una parte en crudo para el final.

Salpimentamos y dejamos sofreir junto al puerro un par de minutos removiendo de vez en cuando.

Cubrimos con agua o caldo vegetal No os excedáis de liquido, basta con que quede cubierto. Dejamos hervir unos 15 minutos a fuego medio.

Una vez finalizado el tiempo , añadimos la parte cruda del brócoli que teníamos reservada, rectificamos de sal y pimienta, incorporamos la levadura (si optamos por incluirla) y batimos unos 2-3 m. Si quedase demasiado espesa podemos añadir un poco más de agua o caldo que previamente habremos calentado hasta alcanzar la textura deseada.

Ya solo queda servir, decorar con un chorrito de aceite de oliva y semillas de calabaza y sésamo (o cualquier otra que os guste) y a disfrutar! 👍❤️😉

Comienza la andadura

Las semillas de sésamo, también llamado ajonjolí, son una de las principales fuentes de calcio. Contienen casi el doble de calcio que la leche y ninguno de los inconvenientes de esta, por lo cual son una manera de prevenir la osteoporosis y no deberían faltar en la alimentacion en general y especialmente en la de mujeres embarazadas o en menopausia. Ademas son fuente de minerales como el magnesio, el fósforo, el hierro, el calcio o el zinc, de vitaminas del grupo B (B1, B3, B6, ácido fólico) y de vitamina E, una de las más antioxidantes.
Para poder aprovecharlas al máximo es necesario masticarlas muy bien pues de lo contrario se tragaran enteras y se evacuaran de la misma manera sin que en su paso por el organismo se hayan podido aprovechar bien sus nutrientes, asi que una de las mejores formas de introducirla en la dieta y obtener todos su beneficios es mediante la utilización del gomasio (sal de sésamo) o el tahin o tahini ( pasta de sésamo). El gomasio, es un condimento japonés que significa “sal de sésamo”. Se puede encontrar en cualquier herbolario o tienda especializada, o mejor aún hacedlo en casa que es lo que yo hago. Para ello sólo tienes que mezclar semillas tostadas de sésamo con sal (en una proporción de 5-8 partes de sesámo por una parte de sal,) y molerlas ligeramente con un mortero o una batidora. Las semillas puedes comprarlas ya tostadas con lo que solo tendrás que mezclarlas con la sal, o crudas con lo que tendrás que tostarlas ligeramente unos minutos en una sartén sin aceite antes de mezclarlas.También puedes añadir especias o hierbas aromáticas a gusto. Se mantiene en un frasco hermético cerrado varias semanas e incluso meses y lo puedes incorporar a cualquier plato o ensalada como si de sal se tratase. Mucho mejor incorporarlas al final de la cocción para evitar que se pierdan nutrientes. Por otro lado el tahin es una pasta hecha ya elaborada que se vende en herbolarios y tiendas especializadas y que se utiliza para la preparación de distintos tipos de pates de legumbres y verduras como el tradicional hummus tan típico de la cocina de Oriente Medio y cuya receta incorporaré en breve. Las semillas de sésamo se pueden encontrar en diferentes variedades especialmente blanco y negro y prácticamente todas son similares en cuanto a propiedades, si bien las de color negro tienen algo más de calcio así como de antioxidantes. by  MJ "Come bién, respira profundo y quiérete mucho"