Cremoso de coliflor

Me encantan las cremas, especialmente en otoño e invierno , las considero mis grandes aliadas, se hacen en media hora y es una forma rápida y ligera de preparar una cena, además como se digieren rápidamente, permiten que nuestro cuerpo se encargue de las labores de depuración a las que debería dedicarse por la noche al no tener que digerir opciones mas pesadas.
Hoy os traigo un cremoso de coliflor. La coliflor al igual que el brócoli,es una verdura de la familia de las crucíferas que está en plena temporada. Tiene un alto contenido en agua y un bajo aporte calórico por lo que es perfecta para perder peso. Además es fuente de fibra, y vitaminas B y C y destaca por su alto contenido en folatos y en fitoquímicos, lo que contribuye a prevenir enfermedades degenerativas y estimular el sistema inmunológico, debido a su capacidad antioxidante asi que no podeis dejar de incorporarla a vuestras recetas.

Ingredientes:

(Para dos personas)

  • 1 coliflor mediana
  • 1 puerro
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de piñones crudos
  • Agua o caldo de verduras
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimentón
  • 1 pizca de pimienta
  • ¼ cucharadita de comino en grano
  • 1 cucharadita de levadura nutricional ( opcional)
Preparación

Troceamos el puerro y la coliflor en trozos pequeños para que se haga antes. En una olla con un poco de aceite de oliva sofreímos el puerro hasta que quede semi- transparente. Añadimos la coliflor troceada y damos unas vueltas para que coja un poco de color. Salpimentamos, cubrimos con el agua o el caldo vegetal y añadimos el comino. Dejamos hervir a fuego medio de 15-20 m. Retiramos del fuego, rectificamos de sal y añadimos los piñones crudos y la levadura nutriconal (opcional). Trituramos en una batidora potente. Siempre es mejor no triturarla con todo el caldo sino empezar con un poco e ir agregando el resto según la textura que deseemos ( más espesa o más ligera). Por ultimo servimos y decoramos con un chorrito de aceite de oliva, pimenton y unos piñones.

Espero que os guste.❤️

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               By MJ

Come bién, respira profundo y quiérete mucho

Crema de brócoli

Esta receta de crema de brócoli, es muy sencilla y rápida de hacer, en solo 20 minutos la tienes lista. Aparte de fácil, tiene un color precioso poque como sabes también se come con la vista ☺️

Ingredientes

(Para dos personas)

  • 1 Puerro mediano
  • Medio brócoli tamaño medio
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Agua o caldo vegetal
  • Opcional (2 cucharaditas de levadura nutricional). La levadura nutricional es un suplemento alimenticio que se puede comprar en tiendas de dietética y herbolarios (y no en todos).Aporta muchos nutrientes como proteínas, vitaminas y minerales y tiene un ligero sabor que recuerda al queso . Si no sois veganos y no la teneis podeis sustituirla por queso parmesano e incluso algún fruto seco rallado como las nueces)
Preparación:

Trituramos el brócoli en una termomix o una batidora potente y reservamos.

En una cacerola ponemos un chorrito de aceite de oliva y añadimos el puerro finamente cortado. Lo doramos un poco a temperatura media hasta que coja un poco de color, y añadimos de dos a tres partes del brócoli triturado reservando una parte en crudo para el final.

Salpimentamos y dejamos sofreir junto al puerro un par de minutos removiendo de vez en cuando.

Cubrimos con agua o caldo vegetal No os excedáis de liquido, basta con que quede cubierto. Dejamos hervir unos 15 minutos a fuego medio.

Una vez finalizado el tiempo , añadimos la parte cruda del brócoli que teníamos reservada, rectificamos de sal y pimienta, incorporamos la levadura (si optamos por incluirla) y batimos unos 2-3 m. Si quedase demasiado espesa podemos añadir un poco más de agua o caldo que previamente habremos calentado hasta alcanzar la textura deseada.

Ya solo queda servir, decorar con un chorrito de aceite de oliva y semillas de calabaza y sésamo (o cualquier otra que os guste) y a disfrutar! 👍❤️😉