Practicas saludables

Agua con limón




Aunque ultimamente se haya puesto muy de moda, el beber un vaso de agua con limón es una práctica muy antigua. Ya la dietética energética y la medicina china lo recomendaban para mejorar la salud en general por los beneficios que ello confiere.

El primero y principal es la hidratación. El agua es la mejor manera tanto de empezar el día como de finalizarlo. Nuestro cuerpo después del ayuno y el descanso, necesita activarse y para ello nada mejor que hidratarlo con un buen vaso de agua y si a esta le añadimos un chorrito de limón para aprovechar todas sus propiedades,  pues mejor que mejor.
El limón es un cítrico rico en antioxidantes y vitamina C con lo que al tomarlo fortalecemos el sistema inmunológico. Ademas a pesar de su sabor acido, es considerado como unos de los mejores alcalinizantes del organismo tiene la capacidad de equilibrarlo  y ayuda a que el ph de nuestra cuerpo se mantenga dentro de unos limites adecuados, lo que permite prevenir enfermedades y ayuda en caso de infecciones especialmente del tracto urinario, cistitis, candidas, etc..
Por otro lado, el tomarlo en ayunas facilita el peristaltismo intestinal, es decir que las tripitas se muevan, por lo que se considera también como un buen remedio para el estreñimiento. Beber el agua tibia te ayudara a ablandar las heces.
Ayuda a eliminar toxinas, por ello, y aunque no es que por sí solo tomar agua con limón adelgace, sí que es un buen complemento en caso de que sigas algún tipo de régimen.
Y por último, según los estudios más recientes, su cascara, y concretamente la parte amarilla es rica en angeretina, que parece resultar eficaz contra el parkinson. Pero para ello es necesatio utilizar la técnica del limón congelado la cual trataremos en otro post para no extender este demasiado.
Pese a todos su multiples beneficios es necesario que tengas precaución si padeces anemia, acidez o ulceras, precisamente porque como hemos dicho su sabor es bastante acido, en cuyo caso no aconsejo tomarlo a diario, sino con moderación.
Otro factor a tener en cuenta, es que a determinadas personas puede causarles manchas en el esmalte de los dientes, para evitarlo lo único que hay que hacer es tomarlo con pajita.
                                                                                            

Preparación:

Su preparación es tan sencilla que solo necesitas un vaso de agua a temperatura ambiente o tibia, nunca fria y exprimir simplemente con la mano el jugo de medio limón.
Intenta no utilizar ningún endulzante a lo más y si no te resulta agradable el sabor, añádele un poquito de miel o stevia, y usa un agua de calidad, como agua mineral o agua filtrada, pero de ese tema y de la alcalinidad hablaremos en otro post.:-
 

                                                                           By MJ

                               “Come bién, respira profundo y quiérete mucho”