Saborea el verano

Hace apenas unos días que entró el verano y con él las largas tardes soleadas y calurosas, las salidas, las vacaciones, el mar y todo un sinfín de placeres que nos hacen más agradable esta estación en la que hacemos gran parte de nuestra vida “al aire libre”

Al igual que en el resto de estaciones tienes que adecuar tu alimentación a esta nueva época donde refrescarte de las altas temperaturas y mantenerte hidratado será objetivo principal.

En verano el cuerpo requiere menos energía que en otras épocas del año por lo que la dieta será menos calórica, que no  por ello más escasa; no se trata de comer menos, sino de seguir una dieta distinta, cambiar los hábitos y elegir alimentos menos grasos y más refrescantes ya que el número de calorías que necesitamos es menor y la hidratación mayor.

Debes incrementar el consumo de frutas y verduras crudas de temporada que además de refrescarte, favoreciendo el descenso de la temperatura del cuerpo, te permitirán aprovechar y asimilar más nutrientes; además todas ellas con su alto contenido en agua  contribuyen a mantener tu piel hidratada y con su alto contenido en antioxidantes y fibras, protegen tu salud. Asi pues ensaladas, gazpachos y sopas frías deben formar parte de tu dieta diaria.

La formas de cocinar los alimentos también varía, elige la plancha, los salteados o el vapor antes que el horneado o los fritos. Las cocciones deben ser más cortas y a mayor temperatura.

Los escabeches, fermentados, germinados y verduras de hoja verde continúan siendo, al igual que en estaciones anteriores, nuestros grandes aliados, las hierbas aromáticas como la alhahaca y la menta están en su momento de esplendor aportándo colorido y sabor, y las especias siguen aromatizando nuestros platos aunque deberías utilizar con precaución, especialmente si eres persona calurosa, algunas como la canela, el jengibre seco, el chile e incluso la pimienta negra por su capacidad de calentar el organismo.

Y los helados………….mmm que delicia! aunque puedes darte algún que otro capricho, es mejor optar por sorbetes de frutas más ligeros y refrescantes y con menos calorías.

Entre las verduras y frutas propias de temporada destacan zanahorias, remolachas, tomates, melocotones, frutos rojos, fresas, sandías y cerezas todas ellas ricas en caroteno y vitamina A, que como sus colores indican,  ayudan a frenar la acción de los radicales libres y a prevenir el efecto de envejecimiento provocado por los rayos del sol.

El pepino y el melón estrellas indudables de la temporada aportan gran cantidad de agua y minerales.

Y por ultimo como bebida fundamental el agua, reservando el vino  o la cerveza para ocasiones especiales. Puedes acompañarla con un  chorrito de zumo de lima o limón y un poquito de stevia con lo que tendras una sana bebida para todo el día.

By MJ

“Come bién, respira profundo y quiérete mucho”

Carpaccio de tomate y calabacín

Receta (2 personas)


Ingredientes:

  • 1 tomate rojo
  • 1 tomate negro
  • 1 calabacin verde mediano
  • Mezcla de lechugas u hojas verdes
  • Sal
  • Caviar de aceite

Para la vinagreta:

  • 2 cucharaditas de mostaza verde
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita de sirope de arroz, sirope de agave o miel

Preparación:

Lava muy bien las verduras, a continuación con una mandolina en el grosor más fino lamina los tomates y el calabacín y reserva. Pica finamente las hojas verdes con ayuda de un cuchillo y reserva también. Es importante que estén bien secas para que no se estropee el aliño por lo que lo mejor es utilizar una centrifugadora o secarlas muy bien con papel absorbente.

Para la vinagreta mezcla en un bol la mostaza con el sirope, el vinagre y un chorrito de aceite, no mucho lo suficiente para que la salsa emulsione y se mezclen los sabores ya que las perlas de aceite con las que luego decoraras aportarán las grasa necesaria al plato.

Ya solo queda emplatar, para ello en una plato grande coloca las hojas verdes y sobre ellas las laminas de tomate y calabacín . Espolvorea con un poco de sal y adereza con un poco de la vinagreta, no demasiada, el resto sírvela en un cuenco para que cada comensal la aliñe a su gusto. Por último decora el calabacín con el caviar de aceite.

A disfrutar!

Espero que os guste tanto como a mí. 😉

By MJ

“Come bièn, respira profundo y quiérete mucho”

Es hora de renovarse: llega la primavera

Poco a poco, y  aunque haciéndose esperar más de lo deseado, la primavera comienza a abrirse paso en nuestro quehacer cotidiano. Los días se hacen más largos y las temperaturas  se tornan más agradables. Es el comienzo, el renacer en todos los sentidos; las flores empiezan a brotar  proporcionándonos multitud de coloridos y las frutas  nos ofrecen sabores cada vez más frescos brindándonos una nueva oportunidad para  recuperar nuestra belleza y  enamorarnos de la vida.

De la misma manera que lo hace la naturaleza, nosotros tambien podemos resurgir en multiples facetas. Ahora que empezamos a dejar atrás las bajas temperaturas y el frío del invierno, es el momento de resetearnos para llenarnos de nueva energía.

Es tiempo para limpiar y desintoxicar múltiples aspectos de nuestra vida, incluidos pensamientos no positivos, emociones y  sentimientos reprimidos. Sacarlos fuera y sustituirlos por pensamientos positivos es el comienzo para sentirnos más libres, y mejorar nuestra relación con nosotros mismos y por consiguiente con los demás.

Desde el punto de la dietética energética, es la época ideal para eliminar toxinas, no en vano la medicina tradicional china relaciona está estación con el hígado y la vesícula biliar órganos encargados de la depuración del organismo. Así dado que las temperaturas se vuelven mas calidas y no necesitamos un aporte calórico tan fuerte como en épocas más frías, lo aconsejable es comer menos y de manera mas ligera para limpiar el cuerpo de las grasas y los alimentos pesados del invierno.

Se debe es incrementar el consumo de frutas y verduras crudas especialmente de hoja verde por su gran aporte en clorofila y la gran función que ejercen como depuradoras de la sangre: rúcula, espinacas, canónigos, borraja, lechugas y hojas verdes en general. Tambien los germinados y los fermentados por su gran aporte de vitaminas y minerales, como el chucrut, limón y el  vinagre de umeboshi, son altamente recomendables.

Las cocciones serán más cortas y ligeras, y las verduras se consumiran especialmente en salteados y al vapor. Reduce la proteína animal , aumenta el consumo de legumbres especialmente frescas como las habas y los guisantes  propios de la temporada e introduce más hierbas aromáticas (orégano, estragón, tomillo, romero, albahaca,etc.). Tambien puedes aprovechar las alcachofas que están a final de temporada por su capacidad para depurar.

En frutas es época de fresas, ciruelas, nísperos, albaricoques, cerezas, y arándanos todas ellas fuentes importante de vitaminas y minerales que debes aprovechar al máximo antes de que se termine su corta temporada.

Al igual que en otoño en épocas de cambio es aconsejable incluir suplementos como la jalea, el polen y el propóleo puede ayudar a evitar los resfriados y alergias tan típicos en esta época.

“Come bién, respira profundo y quiérete mucho”

By MJ

Sabías que?   Brócoli


La mejor manera de consumir el brócoli o brécol es comerlo crudo, hervido al vapor unos pocos minutos o en conserva como el encurtido o el kimchi. Con ello no solo conseguimos que no se pierdan vitaminas y nutrientes durante el proceso de cocción, sino que nos aseguramos de que uno de los compuestos más importantes que posee, la glucorafanina , perteneciente al grupo de los glucosinolatos y responsable de sus propiedades anticancerígenas, no inhiba su acción con el cocinado.
Si además lo masticamos muy bien o mejor aún lo trituramos, permitimos que estos compuestos fitoquimicos se rompan con lo que se favorece que sus principios actúen eficazmente.

Truco!  Si no te gusta el brócoli crudo una buena manera de aprovechar sus propiedades es elaborar una cremita que puedes cocinar durante unos 15 m y a la que incorporaremos a la hora de triturar una cantidad de brócoli crudo . De esta manera su sabor quedará camuflado por el resto y estaremos aprovechando todas sus ventajas. 😉

Quieres saber un poco más sobre el brócoli? Ve a la sección de alimentos de la escuela Bio-cocina

Y llegó el otoño …

Después de tantas horas de luz y sol, vacaciones y vida al aire libre, llega la época de volver a la rutina. Los días se acortan, se vuelven más fríos y grises, invitando al recogimiento y a retomar proyectos para afrontar un nuevo curso.
El otoño es una época de preparación en la que debes limpiarte de todo lo que no sirve para afrontar con energía el invierno. Por ello se considera al igual que la primavera una época propicia para la desintoxicación y la depuración en todos los sentidos de nuestra vida
En esta etapa de transición entre el caluroso verano y el frío invierno lo más recomendable es tomar alimentos que generen ese aporte de calor que hará falta para la estación posterior y que a la vez te ayudaran a nutrir y reforzar los pulmones y el intestino grueso (órganos relacionados con esta estación según la medicina tradicional china).
Debes optar por disminuir un poco los crudos en pro de los alimentos cocinados especialmente en la cena, aumentar las proteínas, a ser posible de origen biológico y vegetal, incluir alimentos que refuercen tus defensas naturales y restringir o disminuir los lácteos por las mucosidades que los mismos producen especialmente en esta época de resfriados frecuentes.

Continue reading “Y llegó el otoño …”