Es hora de renovarse: llega la primavera

primavera

Poco a poco, y  aunque haciéndose esperar más de lo deseado, la primavera comienza a abrirse paso en nuestro quehacer cotidiano. Los días se hacen más largos y las temperaturas  se tornan más agradables. Es el comienzo, el renacer en todos los sentidos; las flores empiezan a brotar  proporcionándonos multitud de coloridos y las frutas  nos ofrecen sabores cada vez más frescos brindándonos una nueva oportunidad para  recuperar nuestra belleza y  enamorarnos de la vida.

De la misma manera que lo hace la naturaleza, nosotros tambien podemos resurgir en multiples facetas. Ahora que empezamos a dejar atrás las bajas temperaturas y el frío del invierno, es el momento de resetearnos para llenarnos de nueva energía.

Es tiempo para limpiar y desintoxicar múltiples aspectos de nuestra vida, incluidos pensamientos no positivos, emociones y  sentimientos reprimidos. Sacarlos fuera y sustituirlos por pensamientos positivos es el comienzo para sentirnos más libres, y mejorar nuestra relación con nosotros mismos y por consiguiente con los demás.

Desde el punto de la dietética energética, es la época ideal para eliminar toxinas, no en vano la medicina tradicional china relaciona está estación con el hígado y la vesícula biliar órganos encargados de la depuración del organismo. Así dado que las temperaturas se vuelven mas calidas y no necesitamos un aporte calórico tan fuerte como en épocas más frías, lo aconsejable es comer menos y de manera mas ligera para limpiar el cuerpo de las grasas y los alimentos pesados del invierno.

Se debe es incrementar el consumo de frutas y verduras crudas especialmente de hoja verde por su gran aporte en clorofila y la gran función que ejercen como depuradoras de la sangre: rúcula, espinacas, canónigos, borraja, lechugas y hojas verdes en general. Tambien los germinados y los fermentados por su gran aporte de vitaminas y minerales, como el chucrut, limón y el  vinagre de umeboshi, son altamente recomendables.

Las cocciones serán más cortas y ligeras, y las verduras se consumiran especialmente en salteados y al vapor. Reduce la proteína animal , aumenta el consumo de legumbres especialmente frescas como las habas y los guisantes  propios de la temporada e introduce más hierbas aromáticas (orégano, estragón, tomillo, romero, albahaca,etc.). Tambien puedes aprovechar las alcachofas que están a final de temporada por su capacidad para depurar.

En frutas es época de fresas, ciruelas, nísperos, albaricoques, cerezas, y arándanos todas ellas fuentes importante de vitaminas y minerales que debes aprovechar al máximo antes de que se termine su corta temporada.

Al igual que en otoño en épocas de cambio es aconsejable incluir suplementos como la jalea, el polen y el propóleo puede ayudar a evitar los resfriados y alergias tan típicos en esta época.

“Come bién, respira profundo y quiérete mucho”

By MJ

Deja un comentario